domingo, 16 de noviembre de 2008

Tanto en la salud como en la enfermedad…

Solo seis días. Solo 144 horas. Solo 8640 minutos. Solo eso es lo que falta para estar felizmente casado con Lu. Seis días, y la ropa apropiada, porque las ganas y la novia las tengo, el anillo también, pero la ropa no.
Desde el día en que tomé la decisión de casarme, estuve seguro de que me iba a casar con ropa que me haga sentir que sigo siendo yo el que me caso, y no una versión de traje y más políticamente correcta de mí mismo. O sea, EL traje y LA corbata, seguirán en el placard hasta el próximo casamiento de alguno de mis amigos. Por lo pronto al mío, voy a ir en pantalón, camisa y zapatillas (amarillas por cierto). Problema simple, solución simple. Solo tengo que comprar la camisa mangas cortas. Y el pantalón. Y capaz que también las zapatillas, porque las que tengo están un poco sucias y parece que la suciedad no está del todo dispuesta a abandonarlas. Así fue que empezó entonces mi día de ayer. Ni muy temprano ni muy tarde, nos subimos (Lu y yo) a la moto y nos fuimos tras la sencilla tarea de conseguir, un pantalón, una camisa de mangas cortas, y talvez unas zapatillas.
Dije sencilla? JA!!! ILUSO!!!! Al parecer esta época del año es algo así como un “ni fu ni fa” del mundo de la moda. Pues los encargados de marketing de los comercios de indumentaria insisten temporada tras temporada en llamar a esta época del año, la temporada de “BIG SALES” y en llenar todas las vidrieras con carteles que rezan “SALE 50% OFF” y demás frases en inglés, que suponen atraernos a todos como insectos a la luz, agolpándonos en las vidrieras intentando conseguir algo que no necesitamos, pero por mucha menos plata de la que hubiéramos pagado, unos meses atrás, cuando si lo necesitabamos. Pero lo cierto es que esto de los “SALES” es simplemente una cuestión de espacios disponibles. Pues está claro que (en lo referente a indumentaria) ya no es temporada de primavera, y que la ropa de verano verano verano, aún no ha llegado a los comercios. El problema entonces, radica en que no hay espacio suficiente en casi ninguna vidriera de ninguna casa de ropa como para poner un letrero que diga algo así como “estamos en plena temporada de sacarnos de encima todas las camisas de mangas largas que nos quedaron sin vender y de ponerlas en vidriera a precios que parecen ser convenientes, pero que en realidad siguen siendo ridículamente caros…”, de ahí que la gente de marketing, haya decidido evitar tal “sincericidio” comercial y haya optado por los carteles que dicen simplemente “Sale 50% off”. En ese contexto, fue que pasé mi día yendo y viniendo en la moto, tratando de conseguir una camisa apropiada para un jueves que, hasta ahora, se anuncia en los pronósticos como EL jueves de 32 grados a la sombra. Tanto ir y venir intentando conseguir la bendita camisa manga corta, terminó con mi humor rayando la ira total, y con mi decisión de que "todos se metan las camisas esas en el culo, y yo me caso con la que tengo… que tanta vuelta carajo!!!”. Lamentablemente, para cuando tomé la decisión de no perder más tiempo tras la camisa (que para entonces era claramente un misterio de tipo arqueológico absolutamente inhallable), ya habían pasado como cuatro horas desde que había salido de casa, y a esas alturas, a Lu ya le daba lo mismo si me casaba en camisa, musculosa, o en malla y en chancletas, lo único que queríamos después de hervir nuestros cerebros al sol dentro de los cascos, durante cuatro horas, era volver a la tranquilidad de nuestra casa. Claro que como era de esperar, volver a casa tampoco fue una tarea fácil. Cómo casi todos los viernes, no había en la ciudad una sola calle libre de tránsito, por lo que circular con la moto entre tantos autos conducidos por especimenes diversos que, al igual que yo, estaban desesperados por volver a sus casas, no era misión para principiantes del volante (o del manubrio). Solo para resumir digamos que durante el viaje de vuelta, (después de que hicieran sonar sus bocinas innecesariamente y exigiéndome que les diera paso cuando no había lugar ni para un alfiler) intercambié amables invitaciones a mantener sexo oral prolongado y casual con los conductores de por lo menos, tres autos diferentes, y envié calidos y afectuosos saludos a la madre de otros dos, al tiempo que recibí algún que otro mensaje para mi ya difunta abuela y afirmaciones varias acerca del tamaño de mis testículos. Así es manejar en buenos aires, todo un abanico de puteadas y gestos nuevos son incorporados a nuestros cerebros a medida que vamos conduciendo nuestros vehículos por los cien barrios porteños, porque reconozcámoslo, cuando das el examen de manejo para obtener el registro, nadie te enseña (a pesar de ser absolutamente necesario) a putear por el espejo retrovisor, gesticular con la mano derecha, y continuar manejando con la izquierda. Sin embargo, nos exigen hacer un "8" marcha atrás por una rotonda, como si fuera algo que los conductores hacen cotidianamente. Lo cierto es que entre tanto intento por evitar las larguísimas colas de autos en cada semáforo de la ciudad, alguna que otra vez, rocé suavemente (y no tan suavemente otras) las rodillas de Lu contra algún que otro vehículo estacionado, razón por la cual recibí también de parte de mi futura esposa algún que otro vocablo hiriente, y exagerados comentarios sobre su integridad física, seguidos de recordatorios del tipo de “¿Vos entendiste esa parte de que me vas a cuidar tanto en la salud como en la enfermedad no?…

5 comentarios:

Pablo dijo...

Pero mira donde te vengo a encontrar despues de tanto tiempo !! Decirte que fue de casualidad seria una gran mentira. El punto es que despues de que me recomendaran leer tu blog, hoy me acerco a el y me encuentro con la novedad de que te casas!! Te felicito che, de corazon!! Te deseo lo mejor loco.
La verdad es que esta muy bueno lo que escribis, y en algun punto hasta me senti identificado.
Bue, solo pasaba a dejar mi huella y mis mejores deseos para esta nueva etapa que vas a empezar.
Saludos!!
PD: Me hubiera gustado poder acercarme antes, no solo a vos sino a cada uno de los que tomabamos cerveza en la plaza, pero despues de todo este tiempo, todavia no tengo bien en claro lo que paso y por que paso. Me mande muchas cagadas y todavia no las pude descifrar de forma adecuada como para decir "ok, hice esto por tal y tal motivo, me equivoque en esto y en lo otro". En fin, calculo que en algun momento se clarificara esta situacion dentro mio y si no es tarde, quizas poder acercarme como corresponde ! Mientras tanto solo puedo por ahora presentarme de esta manera. Espero no molestar. !!!!!
Abrazos !!!

BETA dijo...

MUYYYYYYYYYYY BUENO. De lo mejor que leí en Blogs. Me encanta leerte asì que voy a estar por acá seguido...
Ah, yo me casé con vestido de cuero gris... pero a vos te va a quedar feo =)
(Soy MAM)

Florencia Sol dijo...

La vida también es dura para el peatón y usuario del transporte público!! deambular por buenos aires, ya sea capital o provincia, es un caos...
¿por qué será que los boludos y las personas psicologicamente inhabilitadas para manejar salen a la misma hora que uno? ¿será una especie de complot?.. y lo que me lleva a pensar.. ¿tan fácil es conseguir el registro?

Con respecto a tu vestuario para el casamiento, olvidate. Yo diria que te armes de paciencia y, cepillito en mano, le entrés a tus zapatillas viejas.. porque si no sos uno de esos seres humanos que disfrutan poniendose pantalones naranja flúo del estilo de los trabajadores viales, se te va a complicar conseguir algo para vestirte... hay quichicientos locales que argumentan ser "originales" pero todos tienen la misma ropa, pero con distinto precio.. dependiendo si sos de la High.. o sos un pobre gil más que está intentando subirse a la lona...

Gracias por los comentarios!
Suerte con tu busqueda!

Un cable a no sé donde... dijo...

Pablo. No molestas, claro que no. Y gracias por los buenos deseos.
Saludos!!!

Beta: No se porque cuando Lu leyo tu comentario se río como media hora seguida...Será que me imaginó en ese vestido y se tentó?

Flor: Estoy de acuerdo...sobre todo porque manejado una moto sos una cosa intermedia... ni un auto ni un peatón... algo así como un peatón con rueditas... o un auto con patitas...así que los peligros de los registros facilmente obtenidos los sufro x 2!!!!

Anónimo dijo...

Bueh....Que Impresiónnnnn!!!!!...Te animaste a dar el gran paso!!!Me alegro mucho que sea así, sé que van a ser muy Felices y Sortearán lo que se venga!!
Y...por la ropa?...olvidate, una sonrisa y un Sí dicho a tiempo, hace que todo el que vaya a compartir ese momento se olvide si estas en ojotas o desnudo.
Desnudo no vas a ir no??...sino...avisame y me acerco!

Muchas Felicidades...De Corazónnnn!
(como siempre)...

L.A.